Curso Online – Salud Mental y Protección de la Infancia Desde una Mirada de Derechos Humanos. Practicas Interdisciplinarias para la acción Conjunta

CUPOS DISPONIBLES – FORMATO ONLINE

7 de Agosto de 2020 – 9 de Enero de 2021

Coordinador del Diploma

Rafael Dresner Vicencio

Los profesionales y técnicos que trabajan en contextos institucionales-públicos relacionados con la salud mental, la protección de la infancia, la intervención en la comunidad y la defensa de los derechos humanos usualmente viven la ambivalencia y muchas veces incongruencia entre las propuestas de las políticas públicas y las necesidades observadas en terreno. La reconciliación de ambos aspectos, urgentes para el desarrollo de un concepto amplio de salud mental y de protección de la infancia desde el enfoque ciudadano de derechos, es un desafío fundamental que requiere el esfuerzo colectivo, local y sostenido, tanto de los gestores de políticas públicas, como de los técnicos y de la comunidad en general.

Este diploma buscar exponer, revisar, reflexionar y desarrollar prácticas que enfrenten las vulneraciones de derechos, la exclusión y las asimetrías de poder que se reproducen en los espacios institucionales. Para esto proponemos reflexiones colaborativas que identifiquen las fisuras, grietas e incluso las posibilidades que brinda la institucionalidad para una práctica respetuosa de los derechos de las personas y que nos implique en el desarrollo de agencia personal y comunitaria local.

Docentes

Harún Oda

Alejandra Rojas

Italo Latorre

Marcelo Sanhuez

Arancel Total: $600.000.-

Viernes de 18:00 a 20:00 | Sábados de 10:00 a 12:00 y de 14:00 a 16:00.

Detalles Del curso

Los profesionales y técnicos que trabajan en contextos institucionales-públicos relacionados con la salud mental, la protección de la infancia, la intervención en la comunidad y la defensa de los derechos humanos usualmente viven la ambivalencia y muchas veces incongruencia entre las propuestas de las políticas públicas y las necesidades observadas en terreno. La reconciliación de ambos aspectos, urgentes para el desarrollo de un concepto amplio de salud mental y de protección de la infancia desde el enfoque ciudadano de derechos, es un desafío fundamental que requiere el esfuerzo colectivo, local y sostenido, tanto de los gestores de políticas públicas, como de los técnicos y de la comunidad en general. 

El contexto y las relaciones influyen en las posibilidades de las personas, familias y colectivos de desarrollarse integralmente, lo que pasa por el respeto de sus derechos ciudadanos básicos. La transformación social del entorno y las interacciones que allí se generan, se convierte entonces en un imperativo ético para las instituciones encargadas de la salud mental y la protección de la infancia.

Ambos grupos, personas con problemas de salud mental y la infancia vulnerada, tienen en común la vivencia de la cosificación y discriminación, y la consecuente pérdida de poder para influir en lo que sucede en sus vidas.  Esta situación nos convoca a favorecer que las personas, familias y colectivos recuperen su calidad de actores sociales en términos propios, y definir nuestra labor desde la noción del acompañamiento activo, favoreciendo el respeto a la autodeterminación de las personas y grupos en desventaja social. 

Para esta tarea es importante considerar las interrelaciones que se dan en el contexto laboral de los equipos de trabajo en salud mental y protección de la infancia, las cuales posibilitan y dificultan la respuesta a las necesidades, problemas y demandas, como también limitan las diferentes formas en que se pueden rescatar y apreciar los recursos de las personas, familias y colectivos que atendemos.

Considerando los tiempos actuales, en los cuales la pandemia por Covid-19 ha afectado nuestra sociedad y las posibilidades que tenemos para cuidar de la salud mental de otros y la propia, se hace importante construir respuestas diferentes a las acostumbradas para comunicarnos y brindar apoyo.  También se presentan tensiones en los equipos para poder continuar con su labor, especialmente cuando esta labor implica el cuidado y protección de la infancia, implicando desafíos mayores de autocuidado, cuidado mutuo y atención de las necesidades de niñas, niños, adolescentes y sus familias. Está bastante documentado por otras experiencias mundiales con pandemias que los efectos en la salud mental y los servicios de protección se observan hasta cuatro años después de la recuperación de la misma, por lo que se hace necesario contar con estrategias renovadas de afrontamiento y empoderamiento.

Este curso está orientado a presentar, compartir y enseñar marcos de referencia y prácticas, amparadas en conceptos de ciudadanía y derechos humanos, que se vuelvan aplicables a los contextos propios de trabajo de los participantes del curso. Para ello, optamos por mostrar modos de trabajo, conocimientos que los respaldan, metodologías y experiencias con situaciones críticas diversas que aumenten las posibilidades de colaboración y diálogo respetuoso entre los miembros de los equipos y con las personas que atienden. Las metodologías del curso son 100% online y buscan aprovechar al máximo la exposición a distintas formas didácticas y prácticas de ocupar este medio dadas las condiciones actuales en el país y la necesidad de encontrar nuevos modos de relacionarnos con las cuarentenas y la distancia de cuidado que hay que mantener.

Si deseas más información sobre los cursos puedes descargar el programa completo con todos los detalles.

REGISTRARSE EN EL CURSO








Educación Continua UdeC se reserva el derecho a dictar o no sus cursos en función del cumplimiento mínimo de participantes requerido. Por otra parte, se reserva también el derecho a realizar modificaciones tanto en la programación como cuerpo docente de los cursos, por razones de fuerza mayor.